viernes, 18 de mayo de 2012

La Pantoja de Buenos Aires

La Pantoja de Buenos Aires, alias Cristina Fernández de Kirchner, sigue en la suya: empezó con el robo de Repsol y ha seguido con la prohibición de la importación de jamón español. Hay que ser muy tonta, algo que por sabido no deja de sorprender. Peor para ella y los argentinos que la sufren. Debe ser que mientras su novio, el ministrillo, le da lo suyo y lo de su prima, pierde el gusto. Pero ni cortos ni perezosos los “jueces” de su país permiten que el vitriolo que producen en La Rioja argentina se aproveche de la fama de los auténticos vinos, los españoles, y se puedan denominar vinos de La Rioja (la diferencia es el “La”).

Ya puestos, la viuda llorona que cada minuto recuerda a su finado, podría reclamar que se fueran de España sus compatriotas, incluidos Valdano y Messi.

Por cierto, estos son los logos de la denominación de origen española.



No hay comentarios:

Publicar un comentario